Este martes el medio Ovación de Uruguay asegura que el país Charrúa tiene todas las papeletas para albergar la fase final de la Copa Libertadores, aunque la última palabra la tendrá la CONMEBOL.

La prensa uruguaya recogió hace unos días que el país está bien posicionado para convertirse en sede única de la Libertadores 2020. Y esto se debe a que la nación ha sido la que mejor ha combatido la lucha contra el coronavirus. Apenas se registran 956 casos y 29 decesos.

La otras razones serían:

1) Contratos de sponsoreo del certamen ya pagos, por lo que necesariamente hay que poner en juego otra vez la Copa Libertadores.

2) Conmebol quiere jugar y repartir el dinero.

3) Los clubes quieren jugar y percibir esos ingresos.

4) Los clubes en sus países no pueden jugar.

5) Brasil, pese a la enorme presión política que se ejerció para que vuelva el fútbol en Río de Janeiro, tiene uno de los focos de la pandemia más fuertes del mundo.

6) Los números de contagios y fallecidos dejan también a Chile como uno de los principales focos mundiales de la pandemia.

7) Perú ya es el quinto país del mundo con mayor cantidad de contagios de COVID-19.

8) Bolivia tiene los hospitales colapsados y Venezuela acumula rompimientos de registros diarios de casos.

9) No hay tregua tampoco en Colombia, Argentina y Ecuador.