La 47° edición de la Copa América se hizo esperar por el contexto pandémico ya que debía realizarse el año pasado. Se pospuso para el 2021 y además del año en que se tenía que realizar también la Copa sufrió el repentino cambio de sede por la situación socio-política de Colombia y la decisión gubernamental de Argentina respecto a la pandemia.