La UEFA, que ha reunido hoy de forma telemática a sus 55 federaciones miembro así como a otros agentes del mundo del fútbol, contempla la posibilidad, según el diario inglés The Independent, de disputar la final de la Champions League a puerta cerrada, opción que no es del agrado de Alexander Ceferin, presidente del citado organismo.

La UEFA ha insistido en dicha cumbre en su deseo de acabar las competiciones tanto domésticas como europeas suspendidas a día de hoy por el coronavirus, aunque esto la lleva a invadir fechas de la próxima temporada.

Y no descarta, ni mucho menos, la posibilidad de que las competiciones pendientes, incluida la Champions League, acaben jugándose a puerta cerrada.