Francisco Egas ha dejado de ser el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, así lo ha confirmado un comunicado en donde se manifiesta una decisión mayoritaria para la reestructuración del directorio. Este documento contiene la firma de seis integrantes del directorio.

En esta carta se confirma que Jaime Estrada (quien también firmó) tomará las riendas como el presidente del ente rector del balompié nacional mientras que Carlos Galarza será el nuevo vicepresidente. Egas quedará como tercer vocal del directorio.

La razón principal es que argumentan “una crisis institucional” y califican que Egas ha actuado de forma unilateral recalcando que él es “quien viene actuando permanentemente al margen de las normas estatutarias y de las decisiones adoptadas por el máximo organismo administrativo que es su Directorio”.