Luego de varias deliberaciones se realizó una votación para saber si se debía jugar la quinta fecha que tiene dos partidos disputados antes de la llegada de la pandemia al país, además de la utilización de un campeonato regional o Plan B.

Pese a que se manejaron otros escenarios, como darle un punto adicional a cada club que no jugó tal jornada o hacer un cálculo matemático en base hasta los juegos disputados. Tras varias deliberaciones, se encontró que lo más coherente es evitar polémicas y que se complete el calendario antes de optar por cualquiera de los sistemas de competición pese a que no hubo mayoría común pues el debate sigue en torno a los manejos del sistema de torneo en el cual, hay una marcada división.