La posibilidad de que la final de la Champions League 2019-20 no se juegue en Estambul cobra más fuerza. La ciudad turca renunciaría a ser sede del importante partido por problemas económicos a causa del coronavirus, por lo que la UEFA busca soluciones para terminar la temporada.

En vistas de esto, la Cadena Copa ha informado que Lisboa está ganando enteros para que el Estadio Da Luz se convierta en la nueva sede de la final de la Champions League. La ciudad se ha ofrecido y la baja tasa de pandemia y contagios la coloca entre una de las favoritas para acoger la final de la CHampions League.

Evidentemente, la UEFA está recibiendo diferentes peticiones de otras ciudades europeas, pero también han llegado incluso desde Qatar y Arabia Saudí, que habrían sido descartadas.