Primera parte donde el elenco visitante marcó los hilos del encuentro y no iba a tardar mucho, en abrir la cuenta. En tan solo seis minutos, Pedro Abreu fue bien habilitado para superar al golero Burrai. Por si fuera poco, el uruguayo De Arrascaeta iba a ampliar diferencias sobre los 25 minutos.

Para la etapa de complemento, Barcelona tuvo la obligación de salir a matar o morir y esto fue vital, para ponerle picante al encuentro y meterse en la pelea. A los 47 minutos, Michael Arroyo sacó un balón largo para que Emmanuel Martínez aparezca en el área y logre descontar.