Antonio Valencia, uno de los máximos referentes del fútbol ecuatoriano tras una carrera en la que destacó durante una década en el Manchester United, anunció el miércoles su retiro del fútbol profesional, aduciendo problemas en una de sus rodillas.

“Es una decisión dura porque me siento mentalmente bien, pero hay algo que no está bien en el cuerpo, mi rodilla, es triste”, dijo Valencia en una rueda de prensa virtual.